Balcón de Infantes

 

Nuestros paisanos y nuestras cosas

 

Entrevista a  

Hoy, Antonio López Marco, cultivador de pistachos

Sabido es que en los últimos tiempos se está extendiendo el cultivo de frutos secos. Son cultivos adaptados a las tierras y  al clima que están sustituyendo a otros cultivos tradicionales. Antonio inició la explotación hace tiempo, pero realmente este sector agrícola le corresponde al joven Pablo, su hijo,  que será titular de éste. Así  preguntamos a ambos las siguientes cuestiones:

P.-¿Cuántos años lleváis ya con este cultivo?

R.-El cultivo lleva puesto unos veinticinco años, desde el momento en que decidimos arrancar las viñas que había sobre aquellas tierras.

P.-¿Qué dificultades más importantes tiene el cultivo del pistachero? ¿Hay alguna labor que se especialmente difícil o complicada?

R.-Necesita varias vueltas de arado, pero superficiales pues las raíces suelen tender hacia arriba. Ya se sabe que hay que poner la correspondiente proporción entre árboles machos y hembras. La poda, como en las distintas variedades de árboles, tiene su técnica, claro.

P.-¿Cómo ha sido este año la cosecha?

R.-Este año venía mal para los leñosos porque no había llovido bastante  y luego se le añadieron los efectos de la tormenta de agosto, pues la climatología y la poda influyen decisivamente. Podríamos decir que ha ido más o menos bien.

P.- ¿Y a la hora de la recolección, qué?

R.-La recolección se ha llevado a cabo fácilmente y ha ido bien.

P.-Ya están recolectados, pero entonces llega la hora de almacenarlos y limpiarlos, entonces qué?

R.-Primero hay que limpiarlos y más tarde secarlos. Hay que ver los que se tiran por estar vanos, y los otros tratar de que se oreen para pasar a la siguiente fase.

P.-¿Cómo es el proceso de selección, limpiado y envasado? ¿Qué máquinas son necesarias, además de la correspondiente mano de obra?

R.- Hay dos tipos de recogida, bien sea encargada a terceros o aquella que gestionas tú directamente. Máquina necesaria es la peladora, bien de tractor o eléctrica. Además hace falta agua para limpiarlos bien.

Comienza todo por una tolva, un aspirador de hojas, despalilladora, dos peladoras... Luego una turbina con una cinta y  además un secadero. Si ya la actividad está muy industrializada se podría contar con un máquina de calibrado, existente por ejemplo en Manzanares.

La maquinaria para hacer todo esto en condiciones supone una gran inversión de capital.

Después de la peladora los pistachos suelen estar muy húmedos y tienen fácil peligro de generar hongos, por lo que hay que contar con una secadora.

El principal asunto en este tema de la maquinaria y la tecnología es asociarse  para amortizar las inversiones, iniciar la formación de sociedades.

Hoy es muy interesante el cultivo ecológico. La idea es venderlos lo más caros posible, pero para eso hay que arriesgar.

P.- Y una vez limpios y envasados viene la venta o comercialización ¿Cómo está la cuestión?

R.-La venta o comercialización es una de las mayores ventajas que tiene este producto. Se venden solos, sobre todo los ecológicos que se exportan principalmente a Alemania e Italia, pagándolos muy bien. Tenemos un comercial que los gestiona. Estos países disponen de una gran cantidad de controles sanitarios.

P.-¿Qué les diríais  a aquellos que están tentados de seguir ampliando el cultivo de este producto?

R.-Si tienen gana y paciencia, y los terrenos adecuados, los mejores son los franco arenosos, que continúen con el proyecto. Pero hay que tener en cuenta que es complicado, pero estando sobre el negocio puede ser rentable. Tardan mucho en producir, pues el proceso del pistachero es lento hasta que se hace un árbol adulto, pero al final se consigue.

 

Muchas gracias por toda esta interesante información.

                                                                                                                             

Cpp.

Balcón de Infantes 

Mantenimiento: José Ant. Sánchez

© Copyright  Balcón de Infantes 2020